No te pierdas...

¿Qué es mezclar?

Qué es mezclar

 

La mezcla es el arte de tomar múltiples pistas de audio y combinarlas juntas en una pista master final, ya sea un master estéreo de dos canales o de seis o más canales en el caso de mezclas envolventes. La forma en que combinamos estas pistas es arte y ciencia a partes iguales, y consiste en la utilización de una variedad de herramientas para lograr el impacto más emocional posible de la canción.

Mezclar puede ser algo tan simple como presentar pistas que tienen ya un gran sonido de una manera más impactante. Otras veces, la mezcla puede requerir la reparación de pistas que suenan por debajo de los estándares de producción. Cada mezclapresenta sus propios problemas y desafíos, es tu trabajo como mezclador, no sólo resolver estos problemas, sino conseguir que la canción suene como en tu imaginación o la de tu cliente.

Los cuatro elementos de la mezcla.

Podemos concebir la mezcla como una imagen tridimensional del sonido. Hay cuatro elementos esenciales que utilizamos para controlar esa imagen:

1. Nivel (Altura).
2. Ecualización (Altura).
3. Panorámica (Ancho).
4. Efectos de tiempo (Profundidad).

Nivel:

El nivel es un concepto sencillo de explicar: cuando queremos escuchar algo más fuerte, movemos un control de volumen. Y los componentes que suenan más fuertes en la mezcla captan la atención del oyente más que los componentes más silenciosos.

Ecualización:

La ecualización es realmente sólo un control de nivel más detallado que nos permite realzar y recortar niveles en frecuencias específicas. La ecualización es la manera más fácil de dar forma a las pistas en la mezcla de manera que encajen entre sí, y proporciona una poderosa manera de dar personalidad y carácter a las pistas individuales.

Panorámica:

Si hemos definido el nivel y la ecualización como elementos verticales (arriba / abajo) imagen del sonido, la panorámica sería el elemento horizontal (izquierda / derecha). Panoramizar puede ser muy útil en los instrumentos que se encuentran en el mismo rango de frecuencias. Panoramizando uno hacia la izquierda y otro a la derecha, se pueden separar los dos instrumentos y reducir la posibilidad de que un instrumento enmascare el otro, haciéndolo más difícil de escuchar.

Efectos de tiempo:

Los efectos de tiempo constituyen el elemento que proporciona la profundidad (alante y atrás). Efectos como la reverberación y el retardo pueden hacer que un instrumento parezca que se encuentra más lejos, o a veces más grande que un instrumento sin estos efectos.

Los elementos mencionados anteriormente nos permiten crear una imagen en tres dimensiones, pero también hay una cuarta dimensión a nuestra disposición la temporal. El tiempo es una de las claves por las que la música se diferencia de las formas de arte estáticas como la pintura o la escultura. A la inversa, una canción puede cambiar en treinta segundos de escucha y puede pasar por varios cambios a lo largo de la canción.

De modo que utilizando los cuatro elementos sobre los que tenemos control y cambiándolos a lo largo de la estructura de una canción puedemos conseguir como resultado una mezcla vibrante y dinámica. Mezclar implica la habilidad de decidir en qué instrumentos queremos que se center el oyente y podemos cambiar su atención dentro de la mezcla en cualquier punto. Un buen ejemplo de esto es cuando en una canción pasa de una melodía vocal al solo de otro instrumento. Entonces llevamos la atención del oyente de la voz al solo de guitarra.

¿Qué es mezclar?

Deja un Comentario